Apostoles de la Palabra Chile 

+562 227368204 /+569 9539 5650 

 Correo: apostolesdelapalabrachile@gmail.com

Written by Daniel Jeldres
Category:

QUIEN ES PEDRO SEGÚN LAS ESCRITURAS

 

 

Simón Pedro uno de los personajes más cuestionados por los hermanos separados para así justificar su propia existencia en descalificar el primado petrino, pero veamos los fundamentos escrituristicos de San Pedro como base de la Iglesia

Uno de los tantos argumentos heréticos sectarios es tomar la palabra piedra en Pedro y cambiarla perversamente para así decir que en Pedro no existe ningún fundamento como líder de la Iglesia, en Mateo 16:18 es conocido como Cristo se dirige a Pedro y le dice y sobre esta piedra edificare mi Iglesia pero nuestros hermanos separados de una forma muy tergiversada tratan de decir que Cristo se apuntó a el mismo diciendo que sobre el mismo edificaría su iglesia ¿puede tener esto sustento bíblico? La respuesta es un rotundo NO!!

En el transcurso de toda la Biblia Dios ha cambiado el nombre a ciertas personas, esto lo hace para indicarle: su identidad, su propósito aquí en la tierra, su vocación, o su ministerio. Como fue el ejemplo de:

• Abrán, Dios le cambio el nombre a Abraham, que quiere decir que Dios lo hará, “el Padre de las naciones” (Gn 17,5).
• Saraí, Dios le dio el nombre de Sara, que quiere decir “princesa” y que será “la Madre de los Reyes” (Gn 17,16).
• Jacob recibió el nombre de Israel, que quiere decir “poder de Dios” porque Jacob luchó con Dios y con los hombres, y venció (Gn 32,28).

De la misma manera, en el Nuevo Testamento vemos que Jesús solamente cambió el nombre a Pedro, dándole su nueva identidad (no sólo un apodo como a los hijos de Zebedeo), cuando Jesús conoció a Pedro, lo nombró Roca, es decir, Jesús lo llama Kefas en el idioma que hablaban (Jn 1,42). Si recordamos, los apóstoles hablaban arameo y Jesús siempre se dirigió a ellos en arameo. En el evangelio de Mateo vemos que repite el cambio de nombre pero ahora le indica el propósito, el evangelio de Mateo fue escrito en arameo originalmente, y Jesús le dijo así en arameo (que ahora traduzco al español):

Mt 16,18… yo a ti te digo que tú eres piedra, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia…

En el idioma griego la palabra Piedra es Petra, pero la palabra aramea Kefas se conservó muchas veces cuando los escritores se referían a Pedro, como sucedió cuando Jesús conoció a Pedro:

Jn 1,42… Simón, hijo de Jonás, tú serás llamado piedra (Kefas).

Al igual que Juan, aunque San Pablo también escribió en griego, conservó el nombre de Kefas traducido en letras griegas al arameo 4 veces en Gálatas (1,18) (2,9) (2,11) (2,14) y 4 veces en la primera de Corintios (1,12) (3,22) (9,5) (15,5),

En arameo no existe una separación de Piedra y Pedro, por lo tanto es un nuevo nombre que Cristo inventó, porque ni en arameo ni en hebreo existe el nombre de Pedro (Kephas, o Kefas), sino más bien Kefas, es un objeto, que es: Piedra, Roca, Peñasco, o sea, Jesús nombra a Pedro como a una roca maciza, firme y grande. Los hermanos me han dicho: - Cristo no fundó la Iglesia sobre Pedro, porque hubiera dicho sobre este Pedro edificaré mi Iglesia. Pero como ya vimos, Jesús no habló nuestro idioma, sino el arameo y el hebreo, entonces para su mayor comprensión dice así:

Mt 16,18… tú eres Kefas, y sobre este Kefas edificaré mi Iglesia…

Cuando se tradujo el evangelio de Mateo al griego, se tradujo la palabra “Kefas” a “Petros” que significa piedra en masculino, o bien, como a los hermanos separados les gusta, también tiene el otro significado de piedrita, pero ignoraríamos que Jesús no se dirigió en griego a sus apóstoles, por lo que queda descartado el sujeto de “piedrita” porque Jesús dijo Kefas, no “Evna”, que significa piedrita en arameo. En griego existe la palabra “petra”, que quiere decir también piedra en femenino, o bien, tiene el otro significado de “piedra grande”, y la traducción del evangelio de Mateo al griego fue así:

Mt 16,18… tú eres petros (masculino) y sobre esta petra (femenino) edificaré mi Iglesia…

Aunque así están las palabras en griego, el traductor del evangelio de Mateo, utilizó petros para referirse a Pedro en masculino, y petra para referenciar la piedra sobre la que se edificaría la Iglesia en femenino, pero sabiendo que el arameo que utilizó Jesús, no hay diferenciación y utilizó sólo la palabra Kefas en este pasaje, el traductor no puso piedra en femenino para referirse a Pedro, pues obviamente los que leían en griego hubieran pensado que Simón hubiera sido una mujer. En el Nuevo testamento griego - español, editorial CLIE, el traductor protestante Francisco Lacueva reconoce que Jesús repitió la palabra aramea Kepha en Mt 16,18, aunque dice después que fue sobre la confesión de Pedro sobre la que se edificó la Iglesia. p 71. ¿Quién lo entiende?

Aunque también en griego existe la palabra “lithos” esta sólo se utilizó en varios pasajes, como cuando iban a apedrear a la mujer adúltera (Jn 8,7), Lithos se utilizaba para referirse también a una piedra chica, o una piedra no firme. Lo que pasó en Mt 16,15-19 no fue sólo una confesión de Pedro, sino más bien observamos que es un dialogo de identidades. Que dice así:

- ¿Quién dice la gente que soy yo? Preguntó Jesús.
- tú eres el Cristo, el hijo del Dios vivo. Contestó Simón, con seguridad.

 

 

Design by: www.diablodesign.eu