Departamento de Apostolines

“Todos Los Apostolines Siempre Misioneros”


¿Quiénes son los apostolines?

Son niños y niñas valientes que quieren conocer cada día más la Palabra de Dios y al mismo tiempo, darla a conocer a otros niños e incluso a los adultos., cuentan con un asesor (a) o asesores que los acompañan.

¿Cuáles son los requisitos de admisión?

Haber recibido el “Curso Bíblico para niños” el curso “Soy Católico” y cumplir con los estatutos o compromisos del misionero apóstolin.


Departamento de Música

“Anunciar la Palabra de Dios a través de la música.”


Finalidad

1. El objetivo principal del Departamento “Música” consiste en ayudar a sus miembros a vivir plenamente su vocación cristiana a la santidad, en un espíritu eminentemente misionero y siguiendo el carisma y los métodos de trabajo del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”.

2. Sus objetivos concretos son los siguientes:
a) Anunciar la Palabra de Dios a través de la música.
b) Cristianizar las fiestas religiosas.
c) Involucrar a los coros, grupos, solistas y compositores a que se unan a nuestra misión, impulsándolos a ser evangelizadores.
d) Promover que en cada comunidad católica haya grupos, coros o solistas que puedan acompañar en las distintas actividades religiosas.
e) Promover que en las capillas y comunidades se cuente, por lo menos, con un pequeño equipo de sonido.



Enfermos Misioneros

“Que todos los enfermos ofrezcan sus dolores y sacrificios en ofrenda al padre por los misioneros.”


¿Quiénes son?

son hombres y mujeres, niños y jóvenes enfermos que aceptando por amor el sufrimiento como voluntad del padre, se unen a la pasión de Cristo en bien de los misioneros de la iglesia, en especial de los “Apóstoles de la Palabra”.

Objetivo

Que todos los enfermos ofrezcan sus dolores y sacrificios en ofrenda al padre por los misioneros.

Organización

El departamento de intercesores y enfermos misioneros está compuesto por dos grupos.

1. SERVIDORES DE LOS ENFERMOS

Se trata de niños, jóvenes y adultos dedicados a la pastoral de los enfermos. Su misión consiste en hacer conciencia en los enfermos de que, mediante su enfermedad, se asocian a los sufrimientos de Cristo y que pueden ofrecer sus sufrimientos en favor de las misiones.

2. ENFERMOS MISIONEROS

Son niños, jóvenes y adultos que quieren unirse a la obra salvadora de Cristo y ofrecen sus dolores, sufrimientos y enfermedades en favor de las misiones.

¿QUE SE NECESITA PARA PERTENECER A DEMAP?

Para los servidores de enfermos

1.-Solicitar su afiliación a DEMAP, escribiendo a nuestra dirección.
2.- Orar todos los días por las misiones.
3.- Frecuentar a los sacramentos
4.- Visitar por lo menos 2 o 3 veces por semana a los enfermos

Para enfermos misioneros

1.-Solicitar su afiliación a DEMAP, escribiendo a nuestra dirección.
2.- Ofrecer sus dolores, sufrimientos y enfermedades en favor de las misiones católicas
3.- Orar todos los días por las misiones, especialmente por las de los Apóstoles de la Palabra.
4.- Asistir, si tiene la posibilidad, a la misa dedicada a los enfermos.

Beneficios

Todos los servidores de los enfermos y los enfermos misioneros forman parte del movimiento eclesial “Apóstoles de la Palabra”. Por lo tanto, disfrutan de todas las oraciones, misas, sacrificios y trabajos que se realizan en la gran familia de los Apóstoles de la Palabra.

JUMAP

“Juventud Misionera Apóstoles de la Palabra.”


JUVENTUD MISIONERA APÓSTOLES DE LA PALABRA (JUMAP)

Es una comunidad de jóvenes interparroquial, en un esfuerzo de maduración humana y cristiana, con base en un sano manejo de la psicología, oración, vivencia sacramental y, fundamentalmente, la Palabra de Dios.
Es la Biblia, razón de ser y fuente de inspiración del JUMAP. Nuestra misión: hacer que cada joven conozca y viva la Palabra, facilitando el acceso a ella.
El número de integrantes tiene que ser tal que permita un verdadero conocimiento, intercambio, enriquecimiento e integración entre todos (de 8 a 15 elementos). Al aumentar el grupo, se divide en dos, dando origen a otra comunidad. No obstante se continuarán realizando actividades conjuntas para no perder la unidad e identidad como JUMAP.

Lo que se pretende, es seguir a Cristo, formando parte de una comunidad y viendo en la comunidad un aspecto importante de la vida cristiana, teniendo en cuenta las palabras de Jesús: “Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18,20).

El ser miembro de una pequeña comunidad cristiana tiene que representar un entrenamiento constante a vivir en grupo y con espíritu de solidaridad, tratando de ayudarse en todo los unos a los otros. En un mundo de competencia por llegar a ser el primero o simplemente por subsistir, el grupo JUMAP pretende representar para el joven un remanso de paz para vivir la propia dimensión humana y sobrenatural.
La dimensión humana es lo primero que hay que cuidar. Mediante una serie de dinámicas e iniciativas, hay que favorecer el conocimiento y el apoyo mutuo entre los integrantes.
Contando con una buena madurez humana, es más fácil lograr un auténtico crecimiento en el campo espiritual, dejándose llevar por el espíritu de Dios. En este aspecto el apoyo de la psicología es fundamental. Dice un refrán latino: “La naturaleza no da brincos”. Es decir, para crecer y madurar como discípulos de Cristo, es necesario primero crecer y madurar como seres humanos.
Una vez fortalecido el propio ser, cada integrante prestará un servicio, teniendo en cuenta los dones que Dios le ha concedido, las necesidades de la iglesia y la propia disponibilidad.
Como se ve, las comunidades JUMAP, más que una escuela para aprender cosas, quiere ser un taller donde se forjen jóvenes cristianos en un clima de familia, en que todos comparten y luchan por crecer juntos en una actitud de dar y recibir, privilegiando la experiencia y el corazón con relación al conocimiento y la mente.

Misioneros Parroquiales

“Para enfrentar seriamente el problema de los alejados”


Misioneros Parroquiales

Para enfrentar seriamente el problema de los alejados, que son la mayoría de nuestros hermanos católicos, tratamos de favorecer el establecimiento de grupos de “misioneros parroquiales”, con la participación de voluntarios permanentes a distintos movimientos o asociaciones apostólicas, con miras a organizar un visiteo constante, que permita un acercamiento a la Iglesia y evitar que sean fáciles victimas de otras propuestas religiosas.

Pastoral Biblica

“Para enfrentar seriamente el problema de los alejados”


Finalidad

1. El objetivo principal del Departamento de “Pastoral Bíblica” consiste en ayudar a sus miembros a vivir plenamente su vocación cristiana a la santidad, en un espíritu eminentemente misionero y siguiendo el carisma y los métodos de trabajo del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”.
En concreto, su misión específica consiste en hacer de la Biblia el libro de la Iglesia y de todo católico, teniendo en cuenta el lema: “Biblia para todos, Biblia para todo”, “Todo con la Biblia, Nada sin la Biblia”.
2. Sus objetivos concretos son los siguientes:
• Evangelización: Utilizar la Biblia como medio fundamental para formar al católico, mediante cursos bíblicos adecuados a la madurez y a la idiosincrasia de cada uno.
• Catequesis presacramental: Conjugar oportunamente la Biblia y el catecismo para que desde la niñez el católico se vaya acostumbrando a descubrir en la Biblia el camino fundamental de salvación.
• Liturgia: Luchar para que cada católico utilice la Biblia también en la liturgia oficial, especialmente durante la homilía.
• Oración personal y comunitaria: Que la Biblia sea el texto fundamental para realizar la oración personal y comunitaria.
• Religiosidad popular: Promover el uso de la Palabra de Dios en todas las prácticas de religiosidad popular.

Espiritualidad

Dijo Jesús: «Sin mí no pueden hacer nada» (Jn 15,5). Por lo tanto, antes que nada, el Agente de Pastoral Bíblica tiene que luchar por profundizar y vivir la fe a nivel personal. Como consecuencia de esto, tiene que luchar por ayudar a los hermanos más necesitados para que puedan también ellos conocer su fe y vivirla, superando ciertas dificultades presentadas por las sectas o por las distintas maneras de entender la vida y el misterio de Dios.

Esto es ser testigos de Cristo y no simples habladores de Cristo. Testimonio y acción; vida y palabra; hechos más que intenciones, solamente así su ministerio será eficaz y evitará el peligro de volverse «ridículo» frente al pueblo que quiere evangelizar, hablando de Dios y viviendo como pagano.
Puesto que se trata de un ministerio poco entendido el día de hoy, aunque sea muy útil y necesario, el Agente de Pastoral Bíblica tiene que estar dispuesto a recibir rechazos y humillaciones, no sólo de parte de los enemigos de la fe católica, sino también de parte de los mismos católicos, que se consideran auténticos católicos, aunque no conozcan la Palabra de Dios.
Esta será su cruz y su gloria; este será su camino para purificarse y así llegar a la propia santificación.
Por lo tanto, el Agente de Pastoral Bíblica tiene que luchar por vivir su fe con humildad, sin buscar reconocimiento y honores dentro de la Iglesia. Su única satisfacción será poder constatar la eficacia de su labor, al ver a los hermanos madurar en su vida de fe al calor de la Palabra de Dios.
16. Para tener una vida realmente cristiana, el Agente de Pastoral Bíblica será asiduo en la oración y en la recepción de los sacramentos, en especial la Penitencia y la Eucaristía. Al mismo tiempo profesará una sincera devoción a María y un grande amor hacia la Palabra de Dios, de la que tiene que empaparse cada día más.

Formación

La eficacia apostólica exige un esfuerzo constante para ir capacitándose cada día más. En realidad, una cosa es que se pueda evangelizar aunque teniendo conocimientos muy escasos y otra es sentirse satisfechos por lo que se sabe y no tener ningún deseo de superación. El Movimiento Eclesial «Apóstoles de la Palabra», del que forma parte el Departamento de «Pastoral Bíblica», está a favor de los pobres, en el sentido de que a todos les ofrece la oportunidad de ser evangelizadores, pero al mismo tiempo es muy cuidadoso en evitar de favorecer entre sus miembros una actitud de flojera. Es necesario que todos hagan el esfuerzo por ir superándose cada día más y presentar la Palabra de Dios en la forma más adecuada y digna posible.
El método formativo es teórico y práctico, conjugando oportunamente el estudio con el entrenamiento y el trabajo apostólico.
Los que tengan más capacidad e interés, es oportuno que tengan una visión más amplia acerca del mensaje de salvación y por lo tanto es oportuno que se preparen más, participando en algún programa organizado por la Iglesia local y reflexionando sobre el rico material editado por el mismo Movimiento, en especial «Chispas de Espiritualidad», «Evangelizar, la más noble aventura», «Ven, Espíritu Santo» «Vida y Sueños de un Misionero» «Inculturar la Iglesia» «Hacia un nuevo modelo de Iglesia» Palabra de Vida, Oremos con la Biblia, Aprender la Biblia Jugando, etc. etc.
Un espíritu de extrema fidelidad a la Iglesia tiene que guiar toda la formación y actividad del Agente de Pastoral Bíblica.

Promotores y Defensores de la Fe

“Es parte integrante del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”.”


CIUDAD DE MEXICO Septiembre 2017

Introducción

1. El Departamento “Promotores y Defensores de la Fe” es parte integrante del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”, fundado por el P. Flaviano Amatulli Valente en el mes de julio de 1978 y aprobado el 31 de marzo de 1980 por el Excmo. Sr. Dr. Don Guillermo Ranzahuer González, obispo de San Andrés Tuxtla, Ver., México.
2. Estos Estatutos determinan la finalidad del Departamento, su sede central, el gobierno, las condiciones que se requieren para formar parte del mismo, los métodos de trabajo y los compromisos de cada miembro.
3. Están aprobados por la Dirección General del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”.
4. Para cualquier revisión o cambio, se necesita la aprobación de la Dirección General del Movimiento.
5. La Sede Central del Departamento “Promotores y Defensores de la Fe” es la siguiente:
Departamento “Promotores y Defensores de la Fe” Dirección General
Agujas 676 Col. El Vergel Iztapalapa 09880 México, D.F.
Teléfono: 01 555 426.40.04
http://www.apostolesdelapalabra.org
E-mail: jorgeluiszarazua@hotmail.com

Finalidad

6. El objetivo principal del Departamento “Promotores y Defensores de la Fe” consiste en ayudar a sus miembros a vivir plenamente su vocación cristiana a la santidad, en un espíritu eminentemente misionero y siguiendo el carisma y los métodos de trabajo del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”.
7. Sus objetivos concretos son los siguientes:
• Impulsar la defensa de la fe católica, teniendo en cuenta de una manera especial el problema de las sectas.
• Luchar para hacer realidad el sueño de Cristo, es decir, la unidad entre sus discípulos (Jn 17,21).
• Dar a conocer la Palabra de Dios con todos los medios posibles.
• Establecer y promover un sistema misionero popular.

Matrimonios

“Es parte integrante del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”.”


Puebla, Pue. Diciembre de 2013

Introducción

1. El Departamento de “Matrimonios” es parte integrante del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”, fundado por el P. Flaviano Amatulli Valente en el mes de julio de 1978 y aprobado el 31 de marzo de 1980 por el Excmo. Sr. Dr. Don Guillermo Ranzahuer González, obispo de San Andrés Tuxtla, Ver., México.
2. Estos Estatutos determinan la finalidad del Departamento, su sede central, el gobierno, las condiciones que se requieren para formar parte del mismo, los métodos de trabajo y los compromisos de cada miembro.
3. Están aprobados por la Dirección General del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”.
4. Para cualquier revisión o cambio, se necesita la aprobación de la Dirección General del Movimiento.
5. La Sede Central del Departamento “Promotores y Defensores de la Fe” es la siguiente:
Departamento de “Matrimonios” Dirección General
Agujas 676 Col. El Vergel Iztapalapa 09880 México, D.F.
Teléfono: 01 555 426.40.04
Tel y Fax: 01 555 426.41.14
http://www.apostolesdelapalabra.org
E-mail: jorgeluiszarazua@hotmail.com

Finalidad

6. El objetivo principal del Departamento de Matrimonios consiste en apoyar a los novios y a los matrimonios a vivir plenamente su estado de vida a la luz de la Palabra de Dios, en un espíritu eminentemente misionero y siguiendo el carisma y los métodos de trabajo del Movimiento Eclesial “Apóstoles de la Palabra”.
7. Sus objetivos concretos son los siguientes:
• Impulsar a los matrimonios a un nuevo estilo de laicos a la luz de la Palabra de Dios.
• Promover la solidaridad dentro de los miembros del Departamento de Matrimonios, con la intención de vivir el Evangelio al estilo de las primeras comunidades que compartían todo (Hch 2, 44-45).
• Acompañar a los Matrimonios en su estado de vida y a los Novios en su etapa de formación.
• Impulsar el surgimiento de consejeros matrimoniales.

Miembros

8. Son matrimonios regulares e irregulares que miran a integrarse a la comunión de la Iglesia a un estado de conversión constante.
9. Se dividen en las siguientes categorías:
a) Donde ambos cónyuges son Apóstoles de la Palabra, ya sea a tiempo completo o a tiempo limitado.
b) Uno de los cónyuges es Apóstol de la Palabra, sea a tiempo completo o a tiempo limitado.
c) Novios en preparación al matrimonio.
Además, pueden ser:
• Activos
• En formación
• En receso.

Requisitos de Admisión

10. Los requisitos de admisión son los siguientes:
a) a nivel humano:
• Equilibrio psicológico.
• Capacidad de convivir.
• Capacidad de dialogar.
b) a nivel cristiano:
• Deseo de conversión.
• Práctica de la vida cristiana.
c) a nivel apostólico:
• Conocimiento básico de la Palabra de Dios.
• Deseo de seguir preparándose.
• Disposición a dedicar tiempo y esfuerzo para cumplir con los compromisos establecidos.
• Interés por la problemática matrimonial y familiar.

Compromisos Fundamentales

11. Para poder ser miembro del Departamento se necesita:
• Tener deseo de superación.
• Dedicar tiempo y esfuerzo al apostolado.
• Participar en las reuniones, retiros, convivencias y demás iniciativas marcadas en el Estatuto Diocesano.
• Dar un informe trimestral acerca de la actividad realizada.

Espiritualidad

12. Dijo Jesús: «Sin mí no pueden hacer nada» (Jn 15,5). Por lo tanto, antes que nada, los integrantes de este Departamento tienen que luchar por profundizar y vivir la fe a nivel personal y familiar. Como consecuencia de esto, tiene que luchar por ayudar a los hermanos más necesitados para que puedan también ellos conocer su fe y vivirla, superando ciertas dificultades presentadas por las distintas maneras de entender la vida y el misterio de Dios.
13. Esto es ser testigos de Cristo y no simples habladores de Cristo. Testimonio y acción; vida y palabra; hechos más que intenciones, solamente así su ministerio será eficaz y evitará el peligro de volverse «ridículo» frente al pueblo que quiere evangelizar, hablando de Dios y viviendo como pagano.
14. Los integrantes de este Departamento tienen que estar dispuestos a recibir rechazos y humillaciones, no sólo de parte de los enemigos de la fe católica, sino también de parte de los mismos católicos.
15. Por lo tanto, los integrantes de este Departamento tiene que luchar por vivir su fe con humildad, sin buscar reconocimiento y honores dentro de la Iglesia. Su única satisfacción será poder constatar la eficacia de su labor al ver a los hermanos viviendo su fe en la vida matrimonial y familiar.
16. Para tener una vida realmente cristiana, los integrantes de este Departamento serán asiduos en la oración y en la recepción de los sacramentos, en especial la Penitencia y la Eucaristía. Al mismo tiempo profesarán una sincera devoción a la Sagrada Familia y un grande amor hacia la Palabra de Dios, de la que tienen que empaparse cada día más.

Formación

17. La eficacia apostólica exige un esfuerzo constante para ir capacitándose cada día más. En realidad, una cosa es que se pueda evangelizar aunque teniendo conocimientos muy escasos y otra es sentirse satisfechos por lo que se sabe y no tener ningún deseo de superación.
El Movimiento Eclesial «Apóstoles de la Palabra», del que forma parte este Departamento, está a favor de los pobres, en el sentido de que a todos les ofrece la oportunidad de ser evangelizadores, pero al mismo tiempo es muy cuidadoso en evitar de favorecer entre sus integrante una actitud de pereza.
Es necesario que todos hagan el esfuerzo por ir superándose cada día más y presentar la Palabra de Dios en la forma más adecuada y digna posible.
18. El método formativo es teórico y práctico, conjugando oportunamente el estudio con el entrenamiento y el trabajo apostólico.
19. Los que tengan más capacidad e interés, es oportuno que tengan una visión más amplia acerca del mensaje de salvación y por lo tanto es oportuno que se preparen más, participando en algún programa organizado por la Iglesia local y reflexionando sobre el rico material editado por el mismo Movimiento, en especial «Chispas de Espiritualidad», «Evangelizar, la más noble aventura», «Siguiendo las Huellas de Cristo», «Vida y Sueños de un Misionero», «Un Pacto de Amor», «Los Cuatro Temperamentos», «El Pájaro Herido», «Mi tesoro de Espiritualidad Bíblica», «Comunidades Palabra y Vida» y «Como planear la propia vida espiritual».
20. Un espíritu de extrema fidelidad a la Iglesia tiene que guiar toda la formación y actividad del integrante del Departamento de Matrimonios.

Apostolado

21. La actividad apostólica se desarrolla mediante diferentes iniciativas como son:
• Retiros
• Pláticas prematrimoniales
• Consejería matrimonial
• Encuentros
• Congresos
• Cursos para novios
• Convivencias familiares
• Visitas Domiciliarias.
• Cursos de Biblia, Apologética y Teología del Matrimonio
• Rezo en funerarias
• Rezo del Rosario y otras prácticas de piedad.
• Teatro.
• Cine
• Radio
• CD y DVD.
• Redes sociales.
• Distribución de literatura.
• Talleres de planificación familiar y paternidad responsable.
Se trata de aprovecharse de cualquier medio y oportunidad para profundizar la Palabra de Dios.
No es preciso que siempre los dos miembros de la pareja vayan juntos para prestar algún servicio. Según vean conveniente, pueden participar los dos miembros juntos o uno solo, especialmente en el caso de contar con hijos pequeños.
Todo depende de la manera en que cada pareja vea la importancia o no de educar personalmente a los propios hijos, especialmente si aún son pequeños.

Disciplina

32. Para que una organización pueda marchar bien, se necesita espíritu de orden y disciplina.
A continuación, se presentan algunas normas prácticas al respecto:
• Participar y colaborar en los distintos eventos diocesanos del Movimiento.
• Ser respetuoso con todos.
• Cuidar siempre el lenguaje, evitando gestos y palabras que puedan causar disgusto o escándalo.
• Evitar todo tipo de chismes, que puedan entorpecer o dañar la labor del grupo.
• Obedecer a los directores y coordinadores, viendo en ellos el principio de la unidad y el orden.
• Evitar discusiones airadas y críticas destructivas.
• Durante las misiones, comer lo que la gente ofrezca.
• No abusar de la confianza de las personas.
• Ser puntuales en las actividades.
• Tener buena comunicación con todos los grupos o movimientos apostólicos que existen en determinado lugar.
• No comentar los problemas del grupo con gente ajena al grupo.